Otras Nuevas Tecnologías

Hallan un esqueleto medieval de 600 años con una mano 'robótica'

Arqueólogos alemanes han desenterrado el esqueleto de un caballero de la Edad Media con una extraña prótesis de mano de metal
Fotos: BLFDP

REDACCIÓN 'EL OBSERVATORIO'

En un asombroso hallazgo arqueológico, científicos alemanes de la Oficina Estatal de Conservación de Monumentos de Baviera (BLFDP) desenterraron un esqueleto que albergaba una prótesis de mano de hierro con aproximadamente 600 años de antigüedad. La mano artificial, elaborada mediante técnicas de datación por carbono, se utilizaba para reemplazar cuatro dedos que, según los indicios, habrían sido amputados en vida.

En una expedición en Múnich, un grupo de arqueólogos 'tropezó' con un esqueleto humano único: una mano de hierro en su extremidad izquierda. La Oficina Estatal de Conservación de Monumentos de Baviera confirmó que la prótesis pertenecía a un hombre que vivió en la Edad Media, utilizando métodos de datación por radiocarbono para estimar su antigüedad entre 1450 y 1620. La prótesis, con cuatro dedos moldeados individualmente, plantea misterios sobre la vida y la historia del individuo que la portaba.

Este descubrimiento fascinante ha dejado a los arqueólogos intrigados, ya que aún no está claro cómo el hombre perdió sus dedos y cómo interactuaba con esta tecnología tan avanzada para su época. La prótesis, encontrada cerca de una iglesia en Freising, en el sureste de Alemania, estaba atada al muñón de la mano y presentaba detalles técnicos notables para la época.

El líder del equipo de investigación, Walter Irlinger, jefe del departamento de conservación, destacó la singularidad del descubrimiento, subrayando que aunque se han identificado previamente alrededor de 50 prótesis similares en Europa central, esta se encuentra particularmente bien conservada proporcionando una ventana única hacia el pasado y sus misterios médicos.

Comparación con otros increíbles hallazgos

Los arqueólogos compararon este sorprendente hallazgo con el caso del caballero alemán del siglo XVI, Götz von Berlichingen -arriba, en la imagen principal-, conocido como "Mano de hierro", quien adoptó una prótesis 'móvil' y técnicamente extraordinaria después de perder su mano derecha en combate. Este legendario caballero y militar teutón nacido en 1480, utilizaba su prótesis para sostener su espada y realizar diversas actividades cotidianas, demostrando así una asombrosa adaptación a las circunstancias adversas. Su vida y sus memorias inspiraron la obra "Götz von Berlichingen", escrita por Johann Wolfgang von Goethe en 1773.

Con todo ello, esta historia revela que la innovación médica y la adaptación humana han sido temas atemporales, ofreciendo una fascinante mirada a la intersección entre la tecnología y la anatomía a lo largo de la historia.

Noticias relacionadas

Adiós a las 24 horas: se 'acercan' los días de 25 horas

La rotación de la Tierra podría modificar el tiempo y aumentar en una hora los días. Todo hace pensar que ya no habrá nadie en nuestro planeta cuando cuando este suceda, pero los científicos ya avisan de ello

Las 8 tecnologías del futuro que ahora están en fase de desarrollo

La vanguardia tecnológica del mañana: un viaje por las innovaciones menos conocidas y que cambiarán las reglas del juego científico

El enigma del Manuscrito Voynich: 600 años de misterio sin resolver

Explorando el fascinante mundo de un libro que desafía a la decodificación y que tiene perpleja a la comunidad científica

Los 11 lugares más remotos de la Tierra, casi desconocidos para los humanos

Rincones inexplorados, que muchos de nosotros no sabemos ni que existen, donde la soledad se fusiona con la naturaleza